Acerca de Nosotros

Nuestro comunidad אחים הציונים (Ajim Hatzionim – Hermanos Sionistas) se nutre directamente de entender la milenaria presencia judía en lo que hoy es Israel, y que este legado no puede ser ignorado por la base historia en abundancia, en la Tanaj (Antiguo Testamento), testimonios, como también en el legado de varios movimientos sionistas y en especial en el movimiento Hanoar Hatzioni que se originó en 1926, educamos en base a valores y principios sionistas y humanistas.

Nuestra educación apunta a un objetivo prioritario, crear aprendizaje para que el individuo se realice. Más un individuo no se realiza naturalmente, para que sea con propósito debe interferir la voluntad de querer hacerlo, más que sentimiento o emociones, se debe ejercer la voluntad para que sea esto suceda. La autorrealización es una causalidad que comienza desde una convicción personal y a la vez trascendental.

Está autorealización propia se concretiza en desarrollar nuestra autonomía, más una autonomía dentro de una heteronomía. No somos islas sino crecemos en comunidad, que nuestra libertad afecta a la comunidad y la comunidad debe inspirar en promover una madurez evidente y sana en el individuo. Por ello, la necesidad de pertenecer a una comunidad, tener un entorno próximo no es una terapia egoísta sino una necesidad inherente al individuo para poder crecer.

En esta construcción de la autorrealización (Hagshama Atzmit) uno puede adoptar la comunidad que quiere o desee, más nuestro deber y necesidad se identifica con un pueblo que lucha no por sobrevivir a pesar de, sino de tratar por medio de su existencia mejorar el mundo actual (Tikun Olam), y seguirá luchando por milenios no para hacer individuos libres sino un pueblo libre, y qué tal historia y experiencia comunitaria se replique en otros pueblos.

Qué a pesar de la persecución supo sostenerse por milenios el saberse como un pueblo, que tales valores y principios de por si hay un mesianismo social como destello del mesianismo profético espiritual/bíblico, que ha podido dar a este mundo una alternativa de sociedad de poder vivir con un pasado recargado e intenso, más no negandolo sino expresado en una realidad social, comunitaria y nacional.

Pues este pueblo es el judío, y el poder vincular el sentido y la concreción de la autorealización con la realidad y defensa del Estado de Israel, no sólo promover la vivencia de la sociedad israelí como válida, sino la expresión de la vida del pueblo israelí como una realidad normal y que es necesaria y reivindica su lucha, esto da un mensaje claro: Que la autorealización del individuo no es una nostalgia sino una esperanza que da fuerza para poder alcanzar a pesar de mil adversidades la realización como un pueblo y que ahora es un precedente histórico.

El sionismo lo entendemos como una manera de pensar y principio para la vida de no sólo defender el derecho de defensa del Estado de Israel sino el derecho de la existencia de la cultura, del pueblo y de la sociedad israelí, y tales valores como pueblo/nación se puede replicar en otros Estados, comenzando primero por la lucha contra el antisemitismo, una peste de odio que históricamente abre las puertas no sólo a la persecución al pueblo judío sino que luego invita a la corrupción y otros tipos de discriminación y permite construir una dictadura destruyendo la democracia, que es la igualdad de derechos y condiciones a un individuo, que es evidentemente destruido al tener un espíritu antisemita.

Que, la identidad sionista está ligada con el pueblo y cultura hebrea, y aunque uno sea del judaísmo o no, aunque uno sea israelí o no, nos une a tal legado mediante el sionismo. Y aunque muchas Federaciones Sionistas estén ligadas mas a las comunidades judías, y para algunos esto parezca ser excluyente, se entiende que alguien fuera de su patria trata de relacionarse con sus conciudadanos, nativos o paisanos; muchos israelíes o judíos de la diáspora tienden a vivir el espíritu judío o del judaísmo mucho más, ante este escenario nace nuestra comunidad de los Hermanos Sionistas, mas que divergencias, buscar lo que nos une, o sea, nuestra defensa a Israel.

El sionismo no ocurre con motivaciones sólo políticas, sino que desde décadas, siglos y milenios atrás muchas personas expresan su defensa por Israel, y desde antes de la creación del Estado de Israel, la promesa de la tierra, la promesa de un pueblo que tenga territorio y esté formado, antes en un reino y ahora en un Estado es para que la vigencia de este pueblo sea preservada. Sin sionismo no sólo no habría un Estado de Israel, sino tampoco habría la consolidación de la cultura judía ni la afirmación del judaísmo.

Para una guía a la autorealización se necesita mas que un marco teórico, una senda que tiene que ser nuestra senda, algo mío, algo tuyo,  nuestra senda (Darkeinu). No algo por defender externo, sino un legado cuyo heredero eres tú, y es parte de tu identidad.

Si deseas ser parte de nuestra comunidad puedes comenzar por ser voluntario, es un gran paso de salir de la comodidad y ver con mayor amplitud la necesidad de ser sionista el día de hoy.

Nuestro lema es : Sé fuerte y valiente.

Shalom / Paz.

Bienvenido a nuestra familia!